Herencia Celta: la piedra mágica de Irlanda

Herencia Celta: la piedra mágica de Irlanda

Texto: Lesly Leiva
Foto

Irlanda siempre ha sido mítica por su pasado celta y por su tradición de elegir reyes para que los gobiernen, es por esto que en su pueblo han surgido historias sobre la ceremonia de coronación de sus reyes, como por ejemplo la de la Piedra del Destino o Lia Fáil.

En el Condado de Meath, más exactamente en la Colina de Tara, se realizó hasta hace aproximadamente el año 500 d.C. la ceremonia de coronación de los reyes de Irlanda. El momento más importante del rito era cuando el rey ponía sus pies sobre el menhir, una piedra alargada que estaba clavada en la tierra y funcionaba como monumento.

irlanda piedra

Según cuenta el mito, la piedra temblaba sólo cuando un verdadero rey se presentaba ante ella. Además, la piedra concedía el don de rejuvenecer al rey y mantener su reinado por muchos años más.

Según la mitología celta, esta piedra fue traída por los Tuatha Dé Danann, dioses celtas que viajaron hace millones de años desde las islas nórdicas hasta Irlanda, dejando en las ciudades de Fáilias, Gorias, Murias y Finias una piedra y le asignaron un poder. Una de ellas es la Lia Fáil o piedra del destino, originaria de la ciudad de Fáilias.

En la actualidad, hay quienes llaman a Irlanda de Inis Fáil, por el nombre que le asignaron los dioses Dé Danannen en aquel momento, el cual en gaélico significa isla del destino.