Por Melissa Kuris

Foto: Internet

Vivir afuera del país de nacimiento le da al ciudadano una serie de nuevas posibilidades: lo deja explorar un nuevo panorama social, económico y cultural. Pero en algunas naciones, no estar presente en el territorio natal conlleva, aun así, una obligación: elegir al nuevo mandatario. Ese es el caso de Brasil. Por ley, los brasileños residentes en el exterior deben participar de las votaciones o justificar la ausencia de su voto.

Brasil en Argentina
Argentina es, después de Paraguay, el país latinoamericano con mayor cantidad de brasileños migrantes. El censo de 2010 señalaba que 41.330 habitantes de Argentina provenían de Brasil. Pero desde esa año se han resuelto 40.259 radicaciones, de las cuales el 88% fueron permanentes y el porcentaje restante temporarias. Tan solo en 2017 se resolvieron 7.999 radicaciones –permanentes y temporarias–, convirtiéndolo en el año con mayor cantidad de radicaciones resueltas.

El próximo 7 de octubre se llevará a cabo, en Brasil, la nueva elección general que se está caracterizando mediáticamente como la más imprevisible de la historia. El motivo es la variedad de escenarios. El primer escenario contempla a Lula, que a pesar de estar condenado en segunda instancia y ser inelegible por la ley de la Ficha Limpia, necesita aparecer en encuestas electorales hasta tener su candidatura rechazada por la justicia electoral. El segundo es sin Lula. De acuerdo a la presencia o ausencia del histórico candidato del PT varían los resultados de las encuestas electorales.

En Argentina, los brasileños que hayan transferido su título electoral al Consulado General de Brasil en el país deberán concurrir, en esa misma fecha, a la Embajada de Brasil para registrar su voto. En las anteriores elecciones, que resultaron en la victoria de la ex presidenta Dilma Rousseff, fueron 2.499 los votantes que se presentaron en dicho recinto. Recientemente, la página oficial del Consulado de Brasil en Argentina publicó una lista con otros 1.141 ciudadanos habilitados a votar que deben retirar su título.

En primera persona
Entre los brasileños habilitados para votar en Argentina hay –como en su país natal en general– incertidumbre. Gran parte de los ciudadanos interpelados por Conventillo Babel declararon no saber en quién votar. “Acompaño las entrevistas y los debates, sin embargo tengo muchísimas dudas sobre el futuro. Lamentablemente en estos 20 años que voto es la primera vez que no estoy seguro de qué hacer”, declara Junior de Souza, quien vive hace 11 años en el país y, como varios de los entrevistados, sigue la campaña electoral a través de diarios y noticieros brasileños.

Dada la opción de votar entre Lula y Bolsonaro, los dos candidatos con mayor porcentaje de voto según las encuestas de IBOPE, ninguno de los votantes consultados por Conventillo Babel eligió a Bolsonaro. Lula, a pesar de su condición, recibió apoyo.

“Soy contra su condena porque representa la destrucción del estado democrático de derecho promovida por un sistema judicial que condena a una persona sin pruebas. Votaré en el PT porque, entre otras cosas, no veo ninguna propuesta definida en el circo político actual que es Brasil”, declara Viviane Sampaio, habitante de Argentina hace 8 años.

A pesar de los ocasionales ciudadanos que manifestaron su apoyo a Lula, la realidad fue la indecisión. A menos de dos meses de las próximas elecciones generales, la única certeza de los brasileños en Argentina es la incertidumbre que, positiva o negativamente, solo se disipará una vez definida efectivamente la lista de candidatos presidenciales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *