Diáspora libanesa: Abuna Andrés está de regreso

Diáspora libanesa: Abuna Andrés está de regreso

Texto y foto Abuna: Laura Nievas

El padre Andrés, de la Iglesia Libanesa Maronita, tiene el banco de datos más completo que pueda existir de la diáspora libanesa. Sus registros llegan hasta el año 1850, busca las familias de raíces libanesas en el mundo y las contacta. Su trabajo es casi de 24 horas. “No hay ni un día que descubra dos o tres familias nuevas, el registro está en constante actualización”, detalla.

Se llama Hannoun Andraos pero todos en la colectividad lo conocen como Abuna Andrés (Abuna: padre en árabe). Vivió en Argentina desde 1998 a 2001 y misionó con la iglesia por Sudáfrica, Suiza, República Dominicana, Paraguay, entre otros países. Ahora está de vuelta en la Ciudad. Hace dos meses llegó a Buenos Aires y estima que se quedará dos o tres años. En diálogo con Conventillo Babel, contó sobre su trabajo con la descendencia libanesa.

¿Cómo define su trabajo?
Ayudamos a los descendientes a encontrar sus antepasados, de qué ciudad vinieron y si quedan familiares allá, los contactamos con ellos. El registro que llevo lo hacemos a partir de una navegación dentro de la población libanesa. Una navegación en la familia libanesa ascendiendo y descendiendo, y lateralmente por casamiento. Y se diferencia del clásico de occidente que sólo lo arma por la rama de los varones.

Abuna Andrés, en charla con Conventillo Babel

Trabajo exhaustivo

Si bien Andrés corresponde a la iglesia maronita, indaga la diáspora en todas las religiones (en Líbano existen 18 confesiones religiosas).

¿Cómo lleva los registro?
Tengo dos bancos de datos, uno en caligrafía árabe y otro en latina. Cuando completo la familia (como un álbum de figuritas) la paso al árabe, en ese registro tengo aproximadamente 800.000 personas. Y en caligrafía latina tengo los que están en “depósito”, para buscar, llamar y contactar. Tengo la “guía” pero no sé si este es hermano o primo de aquel, etc.

¿Existe otro banco de datos parecido?
Por mi conocimiento, soy el único que hace esto. La gente me tiene confianza porque sabe que yo no hago negocio con los datos, muchos trataron de robarlo y hacer algo. Yo sólo doy la información de tu familia, pero no te lo doy para imprimir un libro ni hacer negocio.

¿Las redes sociales son útiles para su trabajo?
Tengo Facebook pero sólo para anunciar que existe este servicio de datos. Tengo Skype, Whatsapp, Viber para que me llamen gratis. Mi contacto está publicado en todo el mundo y pueden llamarme. Tengo un servicio “casi 24 horas”, porque en el Líbano las oficinas para los migrantes cierran a las 14 (hora local) y a veces por los husos horarios se vuelve imposible conectarse.

Objetivos definidos

Abuna Andrés tiene su misión muy clara, sabe que su labor es necesaria y lo gratifica: “Mi objetivo es que nadie se encuentre en el mundo como descendiente libanés y no lo sepa. Que no sepa de dónde viene y que no conozca el Líbano, al menos por foto. Hay que relacionarlo con alguien, y al relacionarlo se despierta en él el sentimiento libanés”.

Desde la Iglesia Maronita se organizan viajes para descendientes con prioridad para los mayores de 75 años que hayan nacido allá o que no viajaron nunca. “Es un sueño y hay que cumplirlo”, asegura Andrés. El próximo viaje sale el 4 de noviembre y si quieren viajar sólo resta contactarse con él.

¿Qué hace un misionero libanés en tierra de inmigración, además de celebrar la misa? “Estoy aquí para los migrantes”, concluye.

*  *  *

Para contactarse con Andrés
Teléfono +54911-37020705
Sitio web : http://www.libanoamerica.com/
Iglesia Maronita en Buenos Aires: Paraguay 835
Email: libanoamerica@hotmail.com
Skype: SALEMET

* * *
Foto home: Vintage image created by Jannoon028 – Freepik.com