¿Cuántas emociones caben en un año?

¿Cuántas emociones caben en un año?

Texto: Gabriel Costa

Cada fin de diciembre que llega es una buena oportunidad para hacer una pausa, mirar atrás y ver el camino andado durante el año. Del análisis podremos obtener pros y contras que nos ayudarán a establecer los próximos objetivos.

En Conventillo Babel estamos muy contentos por el 2015 que tuvimos y queremos compartirlos en este artículo, hacerlo público, porque son ustedes los que nos acompañaron en este tiempo y los que colaboraron de una u otra forma para que el proyecto crezca.

Aa5zZf8k6B6xqaYniPfbpSWQn2blkCAbU8kIVYjsdfg

Cumplimos con un año de actualizaciones semanales y lanzamos nuestra Edición Especial en Papel. A partir de estos dos grandes proyectos concretados hicimos algo de ruido, que se vio reflejado en algunos medios, como el diario de la Dirección Nacional de Migraciones, el sitio Buenos Aires Connect y el programa de radio Pasalo a Nafta, entre otros.

12112427_1645396839070056_2809030543699167479_n

Cuando los proyectos cuentan con presupuestos a pulmón, demandan horas de sueño y exigen un compromiso con la temática, todo pareciera que cuesta más. Sí, cuesta más. Las emociones se multiplican a nivel piel de gallina, en las alegrías y en las frustraciones. Vale la pena, es una experiencia increíble.

12049537_1641553902787683_1927674466288864539_n

En el análisis de nuestro 2015 sobresale el enorme esfuerzo realizado, con muchas cosas por aprender y una cantidad de desafíos que nos inspira a establecer un compromiso todavía mayor.

Todos conocemos a un inmigrante, ahora podemos conocerlos a todos y a sus respectivas culturas en un solo lugar: Conventillo Babel. Gracias por acompañarnos, los esperamos en 2016.