Leandro Dito: perspectivas de un angoleño en la Ciudad

Leandro Dito: perspectivas de un angoleño en la Ciudad

Texto: Lesly Leiva
Foto: cortesía Leandro Dito

“En nuestra cultura se mantienen muy presentes las tradiciones ya que tienen un valor trascendental para la sociedad”, comenta Leandro Dito, un angoleño de 30 años, culto y amigable que llegó al país hace menos de una década. Hoy, sin perder su acento portugués, se expresa en un muy español y resulta un gran ejemplo de lo que muchos africanos vienen hacer a la Argentina: salir adelante y emprender.

– ¿Cómo fue tu llegada a la Argentina?
– Llegue por mi papá hace cinco años y medio, ya que él estaba trabajando en la Embajada de Angola en Buenos Aires. Creo que si no hubiera sido así habría sido difícil que viniera a este país ya que los angoleños no sabemos mucho de la Argentina. Hasta hace poco, cuando la ex presidenta Cristina Kirchner comenzó a tener un vínculo político y económico muy fuerte fue que empezamos a conocerlos más.

– ¿Qué aspecto cultural te llamó la atención una vez instalado?
– Me pude dar cuenta lo poco que la gente sabe de África. También me llama la atención que se dirigen a las personas mayores por el nombre, mientras que nosotros decimos siempre Mano o Mana como forma de respeto. Otra cosa que me parece curioso es la cantidad de veces que comen afuera de su casa, veo que van mucho a restaurantes o piden delivery y eso no es tan común en Angola, nosotros normalmente consumimos más comida casera.

– ¿Cómo es tu relación con los inmigrantes de otros países africanos?
– Tengo muchos conocidos de Guinea Ecuatorial y de la República del Congo, pero en general es poca la relación ya que normalmente me suelo reunir con las personas de la comunidad angoleña.

– ¿Qué es lo que más extrañas?
– La vida en Angola es muy diferente a la que hay acá. En nuestra cultura se mantienen muy presentes las tradiciones ya que tienen un valor muy importante para la sociedad. Por ejemplo, antes de casarte por lo civil o lo católico hay un casamiento tradicional en el que se conocen las dos familias y la del novio entrega a la familia de su futura esposa algunas ofrendas, bienes u objetos basándose en las tradiciones que esta tenga. De Angola extraño la alegría que tienen todos y la solidaridad con que se vive, todos nos conocemos con todos. Tenemos una relación muy cercana. En mi barrio nos saludamos, nos juntamos a comer o a festejar y cuando hay problemas siempre hay alguien que esta ahí para ayudarte. También extraño la comida porque consumimos muy poca harina y además tenemos una forma de cocinar que mantiene valores antiguos.

– ¿Qué característica resaltás del angoleño?
– Los angoleños somos educados y civilizados comparados con otros países africanos. Somos un país en pleno desarrollo, el cual sufrió mucho la guerra civil que terminó hace quince años. En este poco tiempo que llevamos en paz creo que somos un pueblo emprendedor con ganas de aprender y salir adelante, que nunca pierde su alegría ni siquiera por el hecho de haber vivido tanto años en guerra.

– ¿Qué música escuchabas?
– Principalmente escuchamos semba, kIzomba y kuduro, que son estilos que mantienen un ritmo y baile único. La música más antigua es la semba que podría compararse con el tango, luego esta el kizomba que se caracteriza por bailarse muy pegado y el kuduro que es una fusión de hip hop con otros sonidos que han surgido recientemente en mi país.

– ¿Qué eventos celebra la comunidad angoleña en la Argentina?
– Conmemoramos muchos eventos marcados por nuestra historia, pero el día más importante es el día de nuestra independencia, en el cual organizamos una gran fiesta cultural a la que asisten invitados de muchas comunidades.