Desde MENAR, las aventuras de un "Argenmex"

Desde MENAR, las aventuras de un “Argenmex”

Texto: Melissa Kuris
Fotos: Ignacio de Legarreta Beaty

Dejar un país siempre es difícil. Amigos, trabajos, amores dan lugar a un futuro incierto y lleno de probabilidades. Pero todo se hace más fácil cuando en el nuevo destino existe un grupo, una asociación que reúna y difunda actividades y acontecimientos de la nación que se abandona.

La Asociación Civil Mexicanos en Argentina (MENAR) fue creada por un grupo de mexicanos residentes en el país que buscaban dar una entidad a su colectividad. “Nuestra misión es nuclear a los emprendimientos mexicanos y generar una sinergia. Es una sociedad de beneficios mutuos, donde todos nos podamos realmente beneficiar de pertenecer”, explica Ignacio de Legarreta Beaty, actual presidente de la Asociación.

Nacho, como se hace llamar cotidianamente, vive en Argentina hace casi treinta años. “Por una cuestión de política, mi mamá se fue a vivir a México, en donde conoció a mi papá, y luego volvieron a la Argentina. Ahí empieza mi aventura de inmigrante”, comenta. Durante esas casi tres décadas regresó a México en varias oportunidades. Por esa, entre otras razones, aprecia y valora a sus dos países por igual. “Soy Argenmex”, profesa con orgullo.

nacho Legarreta

Ignacio de Legarreta Beaty, actual presidente de MENAR

– ¿Cómo fue tu primer acercamiento a la MENAR?
– Fue a través de “El charro negro”, mi servicio de catering mexicano. La dueña anterior se volvía a México y me preguntó si sabía de alguien que se lo quisiera comprar. Así que me animé. Al poco tiempo surgió la MENAR y me uní como socio. En 2014 apareció la oportunidad de entrar como vocal, me postulé y me aceptaron. Desde entonces participo dentro de la Asociación y ahora tengo el cargo de Presidente.

– ¿Por qué postularse como vocal?
– Para estar un poco más cerca de México, sentirme parte de la comunidad. Durante mucho tiempo estuve enojado con mi país porque todas las cosas malas que me pasaron, sucedieron allá: se murieron mis papás, mi madrina, mi novia. Además en México me trataban mal porque me consideraban extranjero. Acá llegué como extranjero y me abrieron las puertas. Y después me hice amigo de México de nuevo, en la época en que regresé a estudiar hotelería. Cuando volví a la Argentina quise seguir en contacto y lo vi posible desde la Asociación. Era gente que yo conocía y la intención era que los mexicanos nos sintiéramos más cerca, además de pensar qué podíamos hacer para contagiar nuestra mexicanidad. Y ahí empecé mi labor de evangelizar sobre la verdadera cultura de México.

– ¿Verdadera cultura de México?
– La que parece oculta. Por ejemplo, en México no todo es picante. Las salsas sí son picantes y se le ponemos a todo, pero el plato en sí no es picante. Visibilizar esos detalles, ése es uno de nuestros objetivos más importantes y difíciles. Hay mucho prejuicio, pero no todo es poncho, sombrero y bigotes.

altar menar

Ante la muerte de ídolos populares, desde MENAR montan un altar para ellos.

– ¿Cómo hacen para evitar ese estereotipo que existe del mexicano?
– Es un trabajo difícil, un laburo de hormiga, pero que va resultando. Ojalá pudiéramos llegar a todos en una sola conferencia y derrumbar estos prejuicios. Pero es un prejuicio que por suerte no nos hace quedar tan mal. Son cosas de estereotipo que no tienen que ver con la persona sino con la imagen. Cansa, pero no molesta. Para esto nos sirven mucho los talleres, para niños y adultos sobre comida y cultura mexicana, que hacemos desde la Asociación.

– ¿Cómo integran los acontecimientos de México a la realidad argentina?
– Dentro de MENAR no nos queremos involucrar en cuestiones políticas porque hay muchas sensibilidades en el medio y nuestro objetivo como Asociación Civil no es ese. Desde una cuestión más cultural solemos organizar eventos. Por ejemplo, con la muerte de ídolos populares como Juan Gabriel o la de Chespirito, solemos montar un altar de muerto para ellos. Organizamos el evento para que venga tanto mexicanos como argentinos y gente de otras nacionalidades.

– Una de sus misiones es “promover la inclusión de ciudadanos mexicanos”. ¿Cómo lo consiguen?
– Mediante las publicaciones que realizamos en la página buscamos difundir los eventos que se realizan, así como los emprendimientos y actividades de nuestros socios, para dar conocimiento de la colectividad mexicana acá. Vamos descubriendo que hay mexicanos en todos lados. Ahora mismo en MENAR tenemos socios en toda la Ciudad, en el Conurbano y en varias provincias, como Córdoba y Mendoza.

El equipo de Menar

El equipo de Menar