Jardín Japonés, medio siglo de historia porteña

Jardín Japonés, medio siglo de historia porteña

Texto y fotos: Manuel Migoya

Más de 100 mil personas visitaron el Jardín Japonés el día de su 50ª aniversario, el pasado 4 de junio. Los recibieron 80 stands de artesanías y gastronomía nipona, un escenario imponente con diversos espectáculos de música y artes marciales y, por supuesto, el propio Jardín, donde se inauguró un torii -tradicional arco japonés- conmemorativo.

Semejante concurrencia -el Jardín Japonés suele recibir 600 mil visitantes por año- demuestra el aprecio que le tienen los porteños a esta obra de arte del paisajismo.

¿Qué lo hace tan especial?

Es el más grande del mundo en su tipo, fuera de Japón. Esto es, que no depende de un templo o un palacio sino que funciona como institución independiente.

También es uno de los pocos que posee flores, como rosales y azaleas. Además, combina especies de la flora autóctona, como los eucaliptos, con otras traídas del país oriental, como pinos cortos, ciruelos y los famosos cerezos Sakura.

Pero eso no es todo! Adentro espera una laguna artificial repleta de peces kois y cruzada por puentes de estilo japonés desde donde se puede alimentarlos. Cada uno tiene un significado simbólico particular, como el puente de arco curvo que conecta con la llamada “Isla de los Dioses” y que representa la unión entre el mundo divino y el terrenal. Funciona también un restaurante tradicional donde se puede comer sushi u otros platos típicos, mientras se disfruta a vista del parque.

Algo de Historia

El Jardín Japonés fue construido en 1967 por iniciativa de la comunidad japonesa local para homenajear la visita del entonces príncipe heredero Akihito y su esposa Michiko, hoy Emperador y Emperatriz del Japón. Posteriormente se decidió donarlo a la municipalidad, aunque fue nuevamente recuperado por la Fundación que hoy lo maneja en los años 80 debido a la situación de descuido en que se encontraba.

Sin embargo, la administración del parque fue motivo de disputas hasta que, recién en 2009, la Legislatura porteña sancionó la ley que le otorga el manejo del parque a la Fundación Cultural Argentino Japonesa. Hoy trabajan 100 personas, de las cuales 15 realizan tareas de jardinería.

Cómo llegar?

El parque se encuentra abierto todos los días, desde las 10 hasta las 18 horas, y el valor de la entrada es de $95 (menores de 12 y jubilados y pensionados mayores de 65 entrada gratuita). Además, por lo menos un sábado al mes la entrada es libre con DNI en mano.

El Jardín Japonés se encuentra en Avenida Figueroa Alcorta y Avenida Casares, en Palermo. Podrás llegar mediante las siguientes líneas de colectivos: 10, 15, 37, 59, 60, 67, 93, 95, 102, 108, 118, 128, 130, 141, 160 y 188. En subterráneo con la línea D, Estación. Scalabrini Ortiz, que te deja a 8 cuadras.

Eventos

Más allá del aniversario, hay dos grandes eventos a los que conviene estar atentos: el primero es el florecimiento de los famosos cerezos Sakura en la primavera, donde todo se tiñe de blanco, especialmente el Camino de los Sakuras. Suele anunciarse desde aquí.

El segundo es la Ceremonia del Fuego, un ritual que data del año 1500 y cuto objetivo es dejar atrás los problemas personales para encarar el futuro sin lastres innecesarios. Los participantes escriben sus problemas pasados y sus esperanzas a futuro en una tablilla de madera que luego es quemada en la laguna. Se realiza en agosto, fecha a confirmar.

Además, el 17 de junio comienza una exposición sobre cerámica y el 25, una charla y clínica sobre bonsai.