El portal de la Salsa en Buenos Aires

El portal de la Salsa en Buenos Aires

Texto: Francisco Daza
Fotos: Gentileza La Salsera

Para poder llevar adecuadamente los días de frío y lluvia que asolan a Buenos Aires en esta época del año se dispone de varias opciones, como tomar unos mates, quedarse en casa en la compañía de una buena película o salir a algún espacio que cuente con la calefacción adecuada. Pero… ¿qué tal bailar salsa?

Este género musical irrumpe en la Ciudad llamando la atención de propios y extraños al acercarnos gradualmente a los ritmos latinos que contrastan y a la vez complementan las tradiciones musicales argentinas.

El proceso de migración permanente hacia la Argentina está compuesto por un grueso de población latinoamericana. Apelando a la nostalgia de tener vivas las tradiciones musicales entre dichos colectivos, La Salsera surge en los años 80 como una propuesta que tiene como finalidad vincular, en un mismo espacio, a locales y extranjeros a través del baile y la música caribeña.

La salsera reúne una mezcla de culturas.

La salsa, una terapia

“La Salsera surgió como un lugar en el que se congregaban estudiantes latinos que venían a Buenos Aires en los años 80”, cuenta Jorge Romero, referente del lugar, sobre los inicios de este espacio cultural. En los años 90, los viajes hechos a Cuba, Venezuela, Puerto Rico y Colombia hicieron posible que se comenzara a diferenciar géneros musicales autóctonos como la Cumbia y el Folklore, así como adquirir los conocimientos relacionados con la salsa. Treinta años después, la Salsera se ha consolidado como referente de este género desde la música en vivo, las clases de baile y el culto a sus ritmos.

“Te das cuenta que es una terapia impresionante para la gente: para el que está mal del corazón, para el que está triste, es el motor fundamental de La Salsera. Ponés un temita de salsa en un día gris como este y se convierte en una medicina”, resume Jorge.

Más allá de ser un espacio físico para adentrarse en el mundo de la salsa, La Salsera también fue partícipe de la introducción de los grandes representantes de este género musical no solo en Buenos Aires, sino también en Argentina. “Nuestro primer gran concierto fue con Oscar D’ León. Unimos fuerzas con Chile y Uruguay para traer a los máximos exponentes de la salsa y de la música latina: Tito Puente, Rubén Blades, Irakere de Cuba, Gilberto Santa Rosa, Víctor Manuelle, El Gran Combo de Puerto Rico”, explica Jorge, para luego agregar: “Desde La Salsera se promovieron conciertos en teatros como El Gran Rex y el Luna Park, fuimos abriendo el camino para los argentinos que no conocíamos esto y para los latinos que venían a Argentina a buscar un futuro”.

Mezcla cultural

Jorge enfatiza que quienes se acercan a la Salsera, lo hacen con fines terapéuticos, aunque con el tiempo van descubriendo la gran historia de la salsa. Asimismo, dice que ha proliferado y arraigado el gusto por este género al punto que ya existen argentinos que lo bailan en concursos internacionales. Sumado a esto, la combinación de ritmos musicales se materializó desde La Salsera en 2007 con la agrupación Colonizados Tango-Son, donde se mezcla instrumentos como las congas, el bongo, el contrabajo y el bandoneón, recopilando los ritmos del tango y la música cubana.

La Salsera, más allá de ser un lugar para escuchar y bailar salsa, también funciona como espacio para ofrecer clases y talleres, como el de Lenguaje de música caribeña o el ofrecido para personas con capacidades diferentes.

A La Salsera van todos: latinos, argentinos, europeos. Es una mixtura cultural que se congrega en torno a la salsa, donde los únicos requisitos son las ganas de aprender, de divertirse y no tener miedo.

+ INFORMACIÓN

Ubicación: Yatay 961
Hacé clic acá para conocer más información sobre las actividades de La Salsera