Josi Dias: “Brasilero que nace, es músico”

5de61e22-f209-4095-afe8-ecfe751e66bb

Texto: Melissa Kuris
Foto: Gentileza Josi Dias

“Cuando me preguntaban de chiquita qué quería ser, respondía que quería ser feliz”, confiesa Josi Dias entre sonrisas sinceras que demuestran que logró cumplir su sueño de la infancia. Con una flor entre sus animosos rulos y un colorido vestido tropical, encarna a Brasil en el escenario más que con solo sus canciones.

Aunque la timidez siempre fue una constante enemiga, encontró el valor para seguir su vocación. Ahora, con casi 8 años de carrera, disfruta las oportunidades que la música le dio: presentaciones semanales en Notorious, shows en el extranjero, el apoyo de la Embajada de Brasil, invitaciones a diferentes presentaciones y proyectos musicales, y la posibilidad de hacer lo que siempre le apasionó: cantar.

¿Cuándo nació tu pasión por la música?

A mí desde chiquita me fascinó, me pareció una expresión hermosa del ser humano. Brasil es un país muy musical. Yo siempre digo que brasilero que nace es músico, después elige hacer otra cosa. Pero yo era muy tímida. Nunca cantaba para nadie, cantaba escondida para mí. Por mi timidez no me animé a agarrar la carrera por el lado de la música porque era exponerse mucho. Por eso terminé dedicándome a la arquitectura.

¿Cómo pasaste de la arquitectura al canto?

Mientras estudiaba arquitectura fui haciendo coros para cantantes conocidos de allá, hice gira con ellos. Y cuando me vine a la Argentina, hace casi veinte años, trabajé como arquitecta. Pero al mismo tiempo empecé a conocer músicos brasileros que en los fogones me incentivaban a cantar. Como no estudié canto, trataba de escapar de la parte más profesional de eso, hasta que finalmente decidí entregarme a la música. Ahora hace casi 8 años que estoy viviendo de eso. Tengo varios grupos que me acompañan y un público que por suerte me sigue y disfruta de lo que propongo, lo que canto.

¿Cuándo armas tus shows, pensás primero en el concepto o en los temas a cantar?

Generalmente tengo un concepto. Siempre estoy escuchando música. Algunas me tocan más profundamente y ahí empiezo a armar el show y a seleccionar los temas. La música como diosa que es a cada tanto me tira algo de inspiración, me indica el camino que tengo que seguir.

¿Cómo conseguiste el apoyo de la Embajada de Brasil?

El embajador, junto con la secretaria de cultura y otras personas más, fue de incógnito a un show mío. Cuando terminé me dijeron que eran de la Embajada y que les encantó lo que hacía. Me pidieron mi contacto y me tomaron como la embajadora de la música brasilera acá. Gracias a eso fui la artista brasilera que estuvo en la Feria del Libro este año, representando a los brasileros a través de la música y la embajada.

¿Cómo surgió la posibilidad de presentarte en el extranjero?

Hice shows en Uruguay y en Israel. Y con Israel… un músico de allá, amigo de una amiga mía, vio los videos de mi show que ella filmaba. Él me consiguió dos bandas que me acompañaron en las varias ciudades en que toqué. Yo fui con un poco de miedo porque pensé que nadie en Israel conocía música brasilera. Encima yo cantaba en portugués y ellos hablaban en hebreo… Pero llegue y me sentí en Brasil. La gente ama la música brasilera. Incluso varios cantantes de allá hicieron versiones de bossa nova en hebreo, así que yo cantaba en portugués y la gente me acompañaba en hebreo. Y eso es la música brasilera. Es siempre felicidad.

¿Pensaste en grabar discos de manera profesional?

Creo que nunca me sentí lista para algo así porque todavía no me siento una profesional con todas las letras, sigo aprendiendo. Pero ahora me empezaron a surgir temas, músicas. Empecé a componer. Así que tal vez con mis composiciones propias, me gustaría grabar algo más profesional. Nunca pensé en grabar algo muy trabajado porque lo que hago son covers que yo creía que no iba a acrecentar mucho en el mundo musical, son cosas que ya existen.

¿Cómo empezaste a componer?

Es muy loco. Digo que los recibo porque me empezaron a aparecer melodías de la nada. Como no sé registrar música, empezaba a repetirlas para no olvidar. Y de pronto aparecían las letras completas del tema, así que anotaba rápido para no olvidarme. Ahora tengo todo en mi cabeza y grabado en el celular. Pero me aparecen de la nada, cuando estoy en la computadora o paseando con mi hija. Van apareciendo así. Digo que son míos porque me llegan a mí. Hay una cosa mística muy fuerte en la música, uno no sabe el límite de hasta dónde aporta y hasta dónde uno recibe directamente.

Para vos, ¿qué significa la música?

Para mí la música es una forma de transmitir alegría, de expresarse. Es armonía entre el que la hace y el que la escucha. El ciclo de la música se produce en su forma plena en ese momento.