La sopa de todas las rusias

La sopa de todas las rusias

Texto: Manuel Migoya
Foto

Rusia es el país más grande del mundo, posee una de las mayores poblaciones y una cultura única e inconfundible. Lo mismo ocurre con su gastronomía, aunque a veces pareciera que el marketing se concentra en el vodka y el caviar.

Por el contrario, el recetario de las casas rusas es bastante abultado y sirve de huella dactilar de su pueblo. Y uno de sus principales exponentes es la Shchi, una deliciosa sopa de repollo que es ideal para la entrada. No les vamos a poder decir cómo se pronuncia, pero sí un poco de su historia y cómo cocinarla a la manera tradicional.

En cuanto a su origen, los datos son variados, aunque la hipótesis más fuerte se remonta a la época en que fue introducido el cristianismo. Lo que sí es seguro es que esta sopa es tan pero tan popular que cuando los rusos hablan de un farsante, lo llaman “un profesor de shchi”.

Sus principales consumidores eran los pobres ya que les era fácil de preparar, duraba días sin echarse a perder, se podía tomar fría y era igual de apetecible tanto en verano como en invierno. Aunque tampoco era desconocida para las clases dominantes, varios de cuyos exponentes a lo largo de la historia la tenían como su plato favorito. Desde Nicolás II hasta Lenin, así de popular. Incluso, Alejandro Dumas la disfrutó tanto que decidió incluirla en su libro de recetas.

>> VIDEO
Preparala en tu casa

Ingredientes para preparar Shchi

Costillas de cerdo — 800 gr
Jamón ahumado — 400 gr
Cebollas — 2
Tomate — 1
Zanahorias — 4
Col (repollo) (en juliana) — 500 gr
Papas — 3
Mijo — 100 gr
Hojas de laurel — 2
Pimienta negra (granos) — 8
Sal, eneldo, perejil

Cómo preparar Shchi

1) Cortar la carne y meterla en una olla con una cebolla entera y una zanahoria. Llevar todo esto a ebullición, pero no dejar que hierva todo el tiempo para que el caldo se mantenga limpio. Retirar la espuma que se cree.
2) Cortar todas las verduras para saltear más tarde.
3) Estofar la col. La mejor forma de estofarla es utilizar grasa de cerdo, pero no queremos hacerlo demasiado complicado, así que nosotros utilizaremos manteca.
4) Cuando el caldo esté listo, retirar la carne y cortarla en pequeños trozos, deshuesar y volver a meter en el caldo.
5) Añadir las papas y las verduras salteadas. Cuando las papas estén hervidas, añadir la col y el mijo (si querés que la sopa quede más espesa). Hervir durante otros 15 minutos y después apagar el fuego.
6) Dejar reposar durante una hora como mínimo.