Maury Marcano: "Lo femenino es mi tema"

Maury Marcano: “Lo femenino es mi tema”

Por Lesly Leiva

En el marco del primer Festival de Cine Venezolano de Buenos aires (FECIVE), entrevistamos a Maury Marcano, directora del documental Como Dios nos Trajo.

– ¿Cómo pasó este proyecto de ser una idea a convertirse en un documental?
– Desde que vivía en Venezuela, me parecía mágico el universo erótico de las mujeres que trabajan con su erotismo: cantantes, bailarinas, pin ups… pues les veía un poder y una vulnerabilidad que me resultaba muy atrayente. Ya allí fui a visitar sitios buscando una chica para hacer un documental, pero a ellas no les intereso porque no querían que nadie se enterase de donde trabajaban.

Acá en Argentina, en aquel bar donde grabé, fue diferente. Si bien por momentos confesaron sentirse avergonzadas, fueron abiertas a contarme sus historias. Cada una con una razón y una historia diferente.

Finalmente la idea llegó a hacerse documental gracias a muchas instituciones que creyeron en el proyecto. El Centro de Formación Profesional del Sica, mis productores de Carbono Films, el INCAA y todos los festivales en los que proyectamos le han ofrecido a la película un espacio para ser y cumplir su objetivo, que fue mostrar una realidad y una visión muy particular del universo femenino.

– ¿Por qué quisiste hacer foco en las mujeres y qué particularidad querías resaltar?
– Lo femenino es mi tema. Lo que me quita el sueño. La mujer me parece uno de los temas más fascinantes que existen. En este caso estaba buscando el poder que se esconde en el erotismo de la mujer, pero descubrí cosas muy diferentes. Descubrí que el erotismo de la mujer puede ser un poder que se empuña o del que se es esclavo y descubrí que muchos nos definimos a través de la mirada del otro, y que no nos atrevemos a ser nosotros mismos gracias a ello.

– ¿Cómo lograste compenetrarte con las protagonistas y qué aprendizaje tuviste en este proceso?
– Las perseguí, les pregunté y me pregunte mucho sobre la psicología femenina, y también jugué un poco con los clichés, como una manera de metaforizar. Fue muy divertido lo que cada stripper hacía con su show, el personaje que construía, que al final era parte de su propio personaje en la vida diaria: el que se quiere ser o el que se quiere esconder.

Mi aprendizaje fue muy personal. Aprendí a quitarme la careta y a aceptarme tal como soy y a no tenerle tanto miedo al ridículo o a lo que piensen los demás. Fue una gran terapia y liberación.

Pero también me cuestioné mucho. No terminaba de entender si el deseo de ser mirada y llamar la atención era algo genuino en mi o impuesto por la sociedad paternalista. Pero tampoco lo condenaba y además me divertía. La cosificación es algo que vivimos como mujeres, como hombres, como trabajadores, como votantes… Entendí que hay muchas cosas que los seres humanos hacemos sólo por dinero y que todos somos putas en diversos momentos de nuestras vidas.

– ¿Qué reacción ha tenido el público de otros festivales en relación a los temas tabú que se manifiestas de una u otra forma en Como Dios Nos Trajo?
– El público es maravilloso y diferente en cada lugar. Hubo adolescentes que se me acercaron super curiosas sobre cómo me había atrevido a hacer semejante cosa. Y también mujeres que se acercaron muy conmovidas porque se habían sentido identificadas con algún personaje en particular. La magia de Como Dios nos Trajo es que es una película hiper-honesta. Y eso ha cautivado a la gente que la ha visto.

– ¿Qué representa para ti estrenar un documental en otro país?
– Estrenar en otro país fue fácil en mi caso. Nadie me conoce ni tengo ninguna expectativa o miedo sobre lo que piensen sobre mi o mi trabajo. Difícil fue estrenar en mi país, cuando me tocó mostrar la película a mi familia y difícil es en esta ocasión, estrenando en Argentina, cuando todas las personas que me conocen van a ir a ver la película y me muero de ganas por saber qué opinan, pero no me atrevo a preguntarles.

– ¿Hace cuánto tiempo saliste de Venezuela y qué te trajo a la Argentina?
– Salí de Venezuela hace casi 10 años y tengo en Argentina casi ocho. Vine a estudiar cine y me conquistó. Argentina ha sido muy generosa conmigo. Pero también es un lugar donde se trabaja mucho para conseguir las cosas que quieres alcanzar. Y su cine me encanta. Es diverso, profundo, divertido, controversial. Me encanta cuando voy a ver una película y me deja sin palabras… eso me pasó con muchas películas argentinas… como XXY, la Niña Santa, La Patota…

– ¿Después de hacer este documental cómo cambio tu visión de la libertad?
– Haciendo Como Dios nos Trajo descubrí que libertad es tener valentía para descubrir, aceptar y ser feliz con lo que uno es.

>> EL DATO
Como Dios nos trajo se proyectará:
Viernes, 13 Nov 22:15 hs
Martes, 17 Nov 20:00 hs

>> SI TE INTERESÓ ESTA NOTA, TE RECOMENDAMOS LEER:
¡El primer Festival de Cine Venezolano llega a Bs As!