“Me piden ver a Máxima para un trabajo práctico”

“Me piden ver a Máxima para un trabajo práctico”

Texto y fotos: Gabriel Costa

“¿Asado en invierno? ¡Buena onda!”, lanza Tessa, en una rápida reflexión sobre algunas de las costumbres argentinas a las que se fue acostumbrando en los meses que vive en la Ciudad de Buenos Aires.

De padre italiano, nació en la región de Umbría, pero a los 5 años se mudó a Gorinchem, Holanda, de donde es oriunda su madre. Realizó estudios internacionales en la sede de La Haya de la Universidad de Leiden. “Tuve clases de castellano durante un año, la profesora era argentina”, recuerda, tal vez un despertar de su curiosidad.

Interesada en Latinoamérica y tras haber vivido durante algunos meses en Chile por un intercambio, a los 22 años aplicó a un programa de la Embajada de los Países Bajos en Argentina, donde se desarrolla durante 6 meses en el área de política, prensa y cultura. “Realizamos distintas actividades, tenemos mucho trabajo”, explica sobre su posición, para luego detallar lo más insólito que le pidieron: “Una vez me enviaron un mensajes porque tenían que hacer un trabajo práctico, ¡querían que los ayudara a tener una reunión con Máxima de Holanda!”.

DSCN8290

Tessa realizó estudios internacionales en la Universidad de Leiden. Llegó a la Argentina con 22 años.

¡Comer a las 23 hs!

Tessa dice que le interesa el ritmo de vida de la Región, el buen humor para superar los problemas, los planes que surgen a último momento los fines de semana. “La comida es fenomenal, como la bondiola de la costanera. ¡Y se puede comer en un restaurante a las 23 horas!”, subraya la ítalo-holandesa.

Hace un repaso por los países que visitó y trabajó en Europa, a pesar de su corta edad. “Allá es muy común trabajar de jóvenes”, explica, para luego contar las sensaciones previas al viaje a la Argentina: “En cuanto a seguridad, pensás en cuidar más tu bolsa, de hecho ya me robaron el celular, pero la verdad es que mis padres tenían más miedo que yo”.

¿Diferencias en la cotidianeidad? “Tengo que ir al cajero varias veces al día, siempre hay que completar muchos papeles y todo demora, mínimo, 30 minutos”, rezonga. Pero también destaca ciertas costumbres: “No es común planear de acá a 2 semanas, todo es más flexible”.

Dice que afuera no participó de manifestaciones sociales, pero en la Ciudad cambió su actitud: “Me interesó la propuesta de “Ni una Menos”, la apoyo y por eso participé de la marcha”. En cuanto a política, analiza: “Hay mucha política metida en todo. Y mucha gente metida en política. Me parece sana esa participación, aunque es complicado”.

DSCN8286

“¿Asado en invierno? ¡Buena onda!”, lanza Tessa.

Stroopwafel y Fernet

“En Holanda somos expertos en agua”, cuenta orgullosa. Luego, agrega: “Amsterdam y las bicicletas son lo más conocido hacia afuera. La zona roja está sobrevaluada, existe en todo el país. Lo holandés de eso, es que es posible”.

¿Preferidos de la gastronomía argentina?
Dulce de leche, empanadas y facturas.

¿Con qué bebida lo acompañás?
No me convence el mate y tampoco el café que toman acá, pero sí me gusta el Fernet.

¿Comidas holandesas que recomiendes?
Los stroopwafel. También speculaas, hagelslag, el queso kaas y los poffertjes.

¿Algo que te haya sorprendido en el día a día?
Sí, en la moda: ¿¡qué son esas plataformas tan grandes en los zapatos de las mujeres!?

HOLANDA EN LA CIUDAD

>> Radio
La hora naranja

>> Festejo
El primer miércoles de cada mes, en Van Koning, realizan una noche naranja.

El 27 de abril es el cumpleaños del rey de Holanda. La colectividad se junta en Van Koning para comer bitterballen, una comida típica holandesa.

>> Museo

Museo de Ana Frank

>> Esparcimiento

Plaza Reina de Holanda, en Puerto Madero.

Pequeña Holanda, en Escobar.