Salsa Tabasco: poquito que pica

Salsa Tabasco: poquito que pica

Texto: Gabriel Costa
Foto

Dicen que lo bueno viene en envase chico. Lo bueno y picante… también. Es que el formato tradicional de la Salsa Tabasco es algo pequeño en comparación con otras del estilo. ¿El motivo? Claramente, lo concentrado de su fórmula.

Condimento típico en la cocina mexicana, el ingrediente clave es el chile, que precisamente se llama tabasco. Además, se mezcla con varios ingredientes. Hay que tener cuidado con el uso ya que unas gotas son suficientes para darle un toque de picante a lo que cocinemos.

¿Alternativas de Salsa Tabasco?

Cholula y Salsa Valentina son otras dos clásicas salsas mexicanas que pueden resultar menos picantes. Si estás con antojos, escribile a La Milagrosa y pedí asesoramiento. De paso, te recomendamos probar las que hacen ellas (no, esto no es una publicidad encubierta).

Sabías que…

Mexicana por donde la mires, la Salsa Tabasco esconde una particularidad: la inventó un norteamericano. Cuenta una de las versiones de la historia que en 1868, una persona cuyo nombre no quedó registrado en los papeles, transportó plantines de un chile rojo desde México a los Estados Unidos, que fue a parar a un predio propiedad de la familia MCIlhenny, en Louisiana.

Las semillas plantadas crecieron con rapidez. Al año, MCIlhenny comenzó a hacer experimentos con los ajíes. Al parecer, elaboró una mezcla de vinagre, sal y ajíes picados, para luego conservar la preparación en barriles de madera. Envasó el líquido y se lo dio a probar a familiares y amigos, de allí salió la Salsa Tabasco.

¿Con qué puedo usar Salsa Tabasco?

MORFI
Quedan muy bien con vegetales y con pescados, pero tené cuidado que su sabor es muy invasivo. También podés ponerle a las papas fritas.

TRAGOS
Probá el bloody mary.

El dato!

No hace falta conservarla en la heladera.