Tradiciones extranjeras y clásicos porteños

Tradiciones extranjeras y clásicos porteños

Una típica calle cercana al puerto de Buenos Aires. Una fachada con flores que se ilumina durante la noche. Una entrada subterránea por medio de una puerta de frigorífico. Atmósfera que remonta a las historias portuarias, a cuando los barcos se detenían con nuevos espíritus en busca de un lugar donde trabajar, a inmigración formadora de culturas.

Florería Atlántico es el bar que reúne tradiciones extranjeras con clásicos porteños, un mestizaje propio de la ciudad al que no siempre le prestamos la atención que merece.

Aquí, el reconocido barman argentino, Tato Giovannoni, trae al frente el bagaje cultural porteño creando una carta de copas según el país que ha inspirado esas fórmulas. España, Italia, Inglaterra, Francia y Polonia, además de una sección Criolla, conforman el listado de especialidades con gusto a antepasados.

Tomando de base bebidas clásicas de estos países, Giovannoni se libera de las recetas armadas para darle originalidad y presencia a cada uno de los tragos que presenta en este flamante nuevo bar de la escena porteña, inaugurado en 2013 y proclamado el mejor bar de Latinoamérica.

Aperitivos en Italia, sangría y gin en España, ron y whisky en Inglaterra, champagne y absenta en Francia y vodka de bisonte en Polonia son algunas de las bases que comprenden las originalidades del autor. Además, jarras de distintas versiones de sangría y hasta una excentricidad que lleva yerba mate.

Un ya clásico porteño con todo el peso cultural que eso conlleva.

Texto: Milagros Benitez
Foto: Página Florería Atlántico