Viajar al interior de la función pública

Viajar al interior de la función pública

Texto: Noelia Serra
Foto: Web del Gobierno de la Ciudad

Participar de un proyecto laboral en otro país puede ser una de las iniciativas más enriquecedoras a la hora de crecer profesionalmente. La Ciudad de Buenos Aires lanzó este año la primera edición de Experiencia Buenos Aires Internacional, una propuesta que brindó la posibilidad a jóvenes graduados de todo el mundo de trabajar durante seis semanas en áreas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que fueran afines a sus estudios.

“Siempre me atrajo el sector público y el desarrollo de políticas públicas. Este programa representa una oportunidad única para fomentar conocimientos sobre el diseño de políticas públicas y la realización de acciones públicas”, explicó Nicolas Bard, un francés con un posgrado en Desarrollo Territorial que charló con Conventillo Babel.

– ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de trabajar en la función pública de otro país?
– La principal ventaja es poder ver lo que se hace afuera, lo que se podría implementar en tu país y al contrario lo que funciona mal y poder aportar otro punto de vista. Pero siendo extranjero, la desventaja es que siempre serás considerado como el extranjero trabajando para otro país, lo que podría ser fuente de críticas, de ambos países.

– ¿Percibís diferencias entre la relación que tiene el trabajador en Francia y la misma relación pero en Argentina?
– No noto tantas diferencias, sino que en Argentina el trabajador tiene pocos derechos laborales y mucha precariedad, condiciones que pueden afectar la relación del trabajador, tanto respecto a su inversión personal en su trabajo que en la relación que puede tener con los jefes.

– ¿Cuáles son las tres cosas que más te gustaron de Buenos Aires?
– Lo que más me gusta es el porteño, con su buena onda y su locura. También la manera de vivir, con una mezcla de agitación que encontramos en las grandes ciudades, pero también la tranquilidad de los latinos y el típico “tranquilo, no pasa nada”. Y me encanta la comida argentina, su diversidad y sus sabores tan ricos.